top of page

"Si mi hijo pasaba las 24h era un milagro"


“Yo puedo asegurar que los milagros existen.

El año pasado, en noviembre, mi hijo estuvo dos meses en coma. Tuvo una perforación pulmonar, un trombo en el pulmón. Vinimos a la Universal y trajimos su foto, junto con una prenda de ropa para pedir a Dios el milagro.

A él no le daban esperanza de vida, en un minuto nos dijeron que si pasaba las 24 horas era un milagro. No se sabía si iba a vivir o quedar vegetal.

Tuvo tres paros, incluso le aplicaron adrenalina. Fueron dos meses largos, no obstante, nunca perdimos la fe. Le llevamos la Gota del Milagro.

Hoy mi hijo está sano, viene conmigo a la iglesia y siempre nos vamos llenos de amor. En nuestra casa hay paz, tranquilidad y amor. Existen los milagros y existe Dios” Jaqueline

コメント


bottom of page