MARTES DE SANIDAD

Tenía a mi nuera en un estado grave de salud. Ella había tenido un accidente en el que recibió un golpe en la cabeza y se le formó un coágulo de sangre. Estuvo una semana en terapia intensiva, tenía el brazo inmóvil y los médicos no le daban esperanzas. Ante esta situación, coloque mi fe en acción. Después de cinco días, la movilidad del brazo, a mover los dedos, a hablar, se le aclaró la voz y ahora está en su casa. Gracias a la fe a través de la Universal.

Señora Estela