top of page

"Hoy compruebo que por la fe estoy completamente sanada"

Sentía dolores de estómago, vomitaba mucho y no sentía apetito. Cuando fui al médico me diagnosticó depresión y me recetó medicamentos.

Luego el médico verificó que se trataba de una úlcera nerviosa que había cicatrizado. A través de una biopsia me diagnosticaron cáncer, luego los médicos dijeron

que tenía un tumor maligno. Yo hice uso de la fe y confié en Dios, sabía que iba a ser

sanada. Me sometí a una cirugía para retirar el tumor, pero los médicos no encontraron nada, el tumor había desaparecido. Los médicos estaban asombrados.

Hoy compruebo que por la fe estoy completamente sanada.

Feliciana


Comments


bottom of page