Usaron el Aceite Consagrado con fe y lo extraordinario sucedió