Participando en la Nación de Vencedores mi mente se abrió a nuevas ideas


Después de una crisis en los negocios que tenía de construcción civil, perdí mi fuente de ingresos y mis bienes materiales. No sabía qué hacer.

Junto con mi esposa, pasamos a vender en la calle. Vivíamos de altos y bajos, eso me llevó a caer en depresión, me desesperaba la situación que vivíamos.

Mi suegra me invitó a la Nación de los Vencedores y decidí ir. Participando de las reuniones mi mente se abrió, surgieron nuevas ideas, tenía la seguridad de que saldría adelante.

Hoy tengo un negocio de turismo exitoso, donde se encuentran 160 tiendas. Nuestra empresa hoy es una referencia para los turistas de la ciudad.

Mi vida cambió completamente, pero no sólo en lo financiero, sino que en todas las áreas.


Ari