top of page

Nunca más tuve deseos de suicidarme


Siendo muy joven había sufrido una gran pérdida

Estaba cansada de tanto acoso y maltrato

Hacía ya tiempo que no lograba conciliar el sueño en paz, todas las noches lloraba desconsolada, pensando, incluso, que seguir viviendo ya no tenía sentido. La depresión que sufría era ocasionada en parte por el fallecimiento de mis padres, quienes perdieran la vida teniendo yo tan sólo 15 años.

Además, de tan terrible desgracia por la que atravesaba, en la escuela sufría de maltratos y burlas por parte de mis compañeros, y a pesar de denunciar en reiteradas ocasiones el bullying que estaba sufriendo, nunca fui escuchada por los profesores, quienes a pesar de ser testigos preferían no tomar ninguna acción.

Este acoso que sufría estaba deteriorando mi vida y ocasionándome grandes problemas espirituales, además, de una fuerte depresión e insomnio y pesadillas.

Mi abuela insistió para que asistiera a la Iglesia Universal, donde me di la oportunidad de entregar mi vida a Dios y participando en la oración de liberación que se realiza los días viernes, pude sentir paz en mi interior y esta paz es tan especial que jamás había sentido algo así.

Para todos los que consideran que están pasando por un momento de dolor y depresión en la vida. Les invito a darse una oportunidad de conocer y practicar la fe en Dios en la Iglesia Universal más cercana a su residencia, que sin duda con el Espíritu Santo se puede ser libre de todo dolor, trauma y sufrimiento ¡Así como yo pude vencer, usted también puede!

Laura Silva.

Comments


bottom of page