top of page

MI HIJO SUFRÍA CON DISPLASIA EN LA CADERA, ¡PERO TOQUÉ EN EL MANTO Y DIOS HIZOEL MILAGRO EN MI VIDA!






A los 3 meses de vida, a mi hijo le realizaron una radiografía en sus caderas, los médicos me llamaron y me dijeron que los resultados salieron mal, y que mi hijo sufría con displasia de cadera bilateral en el lado izquierdo, y significaba que si o si él debía someterse a un tratamiento muy doloroso que era utilizar correa para enderezar su cadera, si él no hacía ese tratamiento iba atener muchas complicaciones en su caminar, iba a tener una pierna más grande que la otra e iba a generar mucho dolor, también su cadera al crecer iba a provocar una malformación, entonces no había otra solución para él. Pero no acepté esa

situación, me indigné, y comencé a participar los viernes y tocar en el Manto Consagrado con sus exámenes y radiografías, yo tenía la fe y la certeza que Dios haría su milagro, perseveré viernes tras viernes.



Hace poco fui a control para llevar a cabo otros exámenes, y el médico me dijo que lo daban de alta, ya que él está totalmente sanado, no tiene nada en su cadera, en las radiografías se ve que su cadera está normal, estoy muy feliz, ¡Es un milagro!

Commentaires


bottom of page