top of page

Me sentía vacía y sola, hasta que...

























Adriana: Antes de llegar a la Universal era una persona triste, vacía y me sentía sola, mi área sentimental estaba muy mal, las relaciones amorosas que tenía siempre terminaban mal y eso me hacía sentir desvalorizada, entré en una fuerte depresión. Con la última pareja que estuve quedé embarazada de mi tercer hijo, y fue el fondo del pozo, ya que no quería seguir viviendo, no le encontraba el sentido a la vida, hubo una noche donde comencé darme golpes en las paredes aún embaraza. Así terminé en un hospital psiquiátrico, porque me decían que le quería ha- cer daño a mi bebé, yo estaba completamente mal, cegada, estuve 10 días internada ahí, pero seguía mal, aún así me dieron el alta. Al salir fui caminando por un puente y lo único que hice fue mirar hacia abajo y pensar en tirarme, porque en esa semana mi pareja me había abandonado por otra persona. Ahí fue donde empeoré mucho más, no me atreví a lanzarme por pensar en mi bebé. En el hospital me ha- bían recetado muchos medicamentos, me dio gastritis, no quería comer, tenía falta de apetito, sufría de insomnio, todo iba de mal en peor.


Hasta que conocí la Universal, ahí conocí a un Dios que cura, libera y transforma la vida de las personas y así lo hizo conmigo cuando me entregué por completo a Él. Actualmente soy una persona feliz, estoy casada con un hombre de Dios, tengo a mi familia bendecida, no sufro más en la salud, mi vida económica también está bendecida. Y principalmente estoy llena del Espíritu Santo, que me dio la verdadera alegría, Él sacó la depresión y la angustia, ¡Mi vida está transformada!

Comments


bottom of page