top of page

“LUEGO DE LA ORACIÓN, SE ME FUERON LOS DOLORES”


Avelino: “Llegué a la reunión de los Casos Imposibles con dolores en el hombro y en la espalda. Desde hacía tiempo que sufría ese malestar. Pero, luego de la oración, se me fueron los dolores, gracias a Dios. Desde hacía seis meses que tomaba remedios para que me calmara los dolores. Sin embargo, ahora estoy sano”.

Commentaires


bottom of page