top of page

“LOS MÉDICOS DECÍAN QUE MI HIJA NO IBA A PODER HACER DEPORTES”



 

“A mi hija le habían encontrado un tumor muy grande que le había tapado un vaso sanguíneo. Le habían dado una hora de vida. Le abrieron la panza, le sacaron el tumor y le hicieron diez puntos. Estuvo cinco horas en cirugía y luego permaneció en terapia intensiva. Yo estaba muy mal. Entonces, usé el lienzo y se lo puse en la panza. Los médicos decían que mi hija nunca iba a poder hacer ningún deporte e iba a tener problemas para alimentarse. Sin embargo, hoy come de todo y practica baile y natación competitiva. Dios sanó a mi hija, gracias a usar la fe en la cadena de los Martes”.

Comments


bottom of page