top of page

La traición me hundió en la depresión


Margarita Melchor

Padecía de crisis depresivas, las cuales me llevaron a perder el control, a causa de eso, comencé a alcoholizarme y a fumar. Mi situación sentimental estaba muy mal porque había sufrido una infidelidad, y económicamente todo estaba por los suelos. Mi carácter se volvió agresivo y empecé a tener muchos problemas económicos porque por todo me sentía desmotivada y no luchaba por lo que quería.

Había escuchado un testimonio en un programa de radio de la Iglesia Universal. Gracias a ese testimonio decidí participar, y a partir de ese momento empecé a sentirme mejor. Perseverando en la fe fue cómo aprendí a confiar en Dios y a depositar mi confianza en Él. De esa manera fue como Dios me bendijo sentimentalmente.

Para añadir a mi bendición, también he logrado abrir mi negocio propio y he logrado adquirir carros y dos casas propias. Hoy puedo decir que, a través de la fe, uno es capaz de conquistar una vida próspera en todos los aspectos, principalmente en la presencia de Dios, que es lo más importante que una persona necesita para estar bien en todo.

コメント


bottom of page