"Tuve tanta paz dentro de mí, que nunca había tenido antes"

Sentía mucha rabia de todo, siempre estaba enojada, me sentía incapaz de hacer cosas. Entré en una depresión, ya no quería seguir viviendo. Conocí al que hoy es mi esposo y creía que por fin sería feliz, pero no fue así.


Al poco tiempo tuve a mi primera hija, ella nació enferma y yo no soportaba verla sufrir, ya eran muchos los problemas que tenía.


Fui invitada por mi madre a la Universal y el primer día después de recibir la oración, tuve un cambio y tuve fuerzas para luchar y salir adelante . Participando de las reuniones, pude ser libre de la depresión y de todas las angustias que cargaba hace años. Luego de ser libre de todos esos males, quise saber más del Espíritu Santo, me propuse a buscarlo y así fue que recibí el Espíritu de Dios en mi vida, tuve tanta paz dentro de mi, algo que nunca había tenido antes.

Al poco tiempo después mi hija fue sanada. Mi matrimonio y toda mi familia fue restaurada, pero lo más importante que recibí, fue el bautismo con el Espíritu Santo.

Doy gracias a Dios por haber conocido la Universal


Jessica Orozco