top of page

"Hoy tengo una nueva vida"



"Yo tenía depresión y problemas de salud; sufría cefaleas tensionales constantemente.

A los 18 años por una desilusión amorosa intenté el suicidio, mi papá me encontró y me ayudó.

Era adicta a la cocaína, al alcohol y marihuana, por alrededor de 7 u 8 años.

Las adicciones contribuyeron para que aumentara la depresión. Mi familia perdió la confianza en mí, casi perdí la tutela de mi hijo.

Traté de salir de los vicios muchas veces, pero nunca lo lograba.

En el trabajo, una amiga me invitó a la Universal.

El primer día que participé me sentí muy bien, recibí paz.

Participando en las reuniones vencí los vicios.

Recuperé la confianza de mi familia y recuperé la relación con mi hijo.

Tengo un trabajo estable y me va bien.

Tengo paz, alegría, tranquilidad y la certeza de que Dios está conmigo.

¡Yo soy la prueba de que los vicios tienen cura!" Sandra Moscoso

コメント


bottom of page