"Hoy mi vida está restaurada, el vacío en mi interior ya no existe Dios transformó toda mi vida"

Tenía depresión y estuve en los vicios por veinte años. Consumí todo tipo de drogas y no quería pasar tiempo en mi casa. Me juntaba con amigos que eran mayor que yo. Ellos me llevaron a consumir pasta base y otros tipos de drogas, hasta que llegué a consumir Crack, fue así que estuve 15 años en los vicios.

Luego de un tiempo me casé, pero debido a los vicios, ella me abandonó.


Ya no aguantaba más, intenté el suicidio tomando veneno para ratones, pero no pude quitarme la vida, luego de eso, quise lanzarme de un puente, pero un vecino me encontró y no pude quitarme la vida.

Una noche, me encontraba completamente drogado y solo en mi pieza. Me arrodillé y comencé a pedirle a Dios que si Él existía, que por favor me ayudara a salir del hoyo en el que me encontraba.


Una vecina me llevó a la Iglesia Universal, y al mes de asistir ya no tenía deseos de consumir drogas, y cada día me fui sintiendo con más fuerzas y ánimo. Pero, aún seguía sintiendo un vacío dentro mío. Así que comencé a buscar a Dios en las madrugadas y le pedía que me diera Su Espíritu.

Tuve que entregar todo a Dios, perdoné a todos los que me hicieron daño y fue así que recibí el Espíritu Santo, Dios me dio paz y alegría, algo que nunca antes había tenido.




Enrique Barrios