"Hice un propósito en el altar por mi hija y ganó el juicio."

Mi hija tenía muchas deudas, hice un propósito por ella y ganó un juicio. Hoy está libre de ellas. Además, yo tengo un local de prendas para damas y no tenía muchas ventas. Ahora prospero y me dieron dos lugares fijos en la feria donde puedo vender y reponer. Dios me ha honrado.” Estela