"Estaba realmente decepcionado de la vida, lo único que quería era desaparecer"

Tenía depresión, ansiedad y trastornos de personalidad. En tres oportunidades me intenté suicidar, tomando pastillas, intenté ahorcarme con una cuerda que tenía, pero nunca lo lograba, siempre llegaba alguien para impedirlo.

Me sentía frustrado, no quería estar cerca de nadie, me molestaba todo, siempre andaba de mal humor y sentía que nada de lo que pudiera hacer me ayudaría.

Estaba realmente decepcionado de la vida, lo único que quería era desaparecer y no saber de nada ni de nadie.

Recibí una invitación para asistir a la Universal, y me llamó la atención. Comencé a participar de manera frecuente y fue así que fui libre de todos los males que me atormentaban. Hoy no sufro más de ningún tipo de trastornos, ni depresión, soy un joven lleno de sueños y metas. Ya no me siento solo, Dios ocupa el primer lugar en mi vida, Él quitó todo el sufrimiento que existía dentro de mí. Joel