"El amor volvió a nacer en nuestro matrimonio"

Siempre encontré que yo tenía muchos defectos, era impaciente, celosa y posesiva. Mi esposo tenía el vicio del cigarro y por causa de eso siempre estaba muy nervioso. En nuestro matrimonio no existía el respeto, ambos nos agredimos verbalmente. Por causa de todo eso, yo sentía mucha tristeza, lloraba todos los días.


Fue así que llegamos a la Terapia del Amor, en cada charla que participamos aprendíamos algo nuevo y lo colocamos en práctica. El primer cambio que notamos fue en nuestro carácter. Mi esposo ya no estaba nervioso y dejó el vicio del cigarro. Yo fui libre de la tristeza que me acompañaba por tantos años y descubrí mi valor.

Hoy en nuestro matrimonio hay comunicación, respeto y amor. Pero para que todo esto funcionara, ambos pusimos de nuestra parte. Todo esto fue Gracias a Dios, participando en la Terapia del Amor.


Renata