top of page

"Desde pequeña sufrí de abusos"


Sandra Moscoso
 

Mi nombre es Sandra Moscoso, desde mi infancia ya comenzó el vacío y amargura en mi, consecuencia de la falta de mi Padre, dentro de mi niñez sufrí de mucho acoso por parte de personas desconocidas, pasando el tiempo en mi juventud ocurrió algo que me marcó y fue el comienzo de la depresión, amargura y tristeza en mi vida. Al paso del tiempo conocí a una persona con la que me relacioné sentimentalmente, sufrí una decepción muy grande con esa persona y causó que intentara el suicidio con pastillas, después de no conseguirlo, como no podía dormir en las noches me volví dependiente de los medicamentos y eso empeoró aún más como yo me encontraba.


Cuando tuve a mi hijo con otra pareja con la cual me costó relacionarme mucho por la desconfianza que tenía en los hombres, ocasionó que cayera en los vicios de las drogas, cuando vi que me torné dependiente de las drogas, recurrí a varios lugares para salir de ello, fui a médicos, psicólogos, trataba un tiempo dejar de consumir, pero aún así volvía a caer. Ya no encontraba salida en ningún lugar.


Llegué a la Universal por invitación de una compañera de trabajo. Me recibieron con los brazos abiertos, nadie me juzgó. Fui a la reunión con mucha fe y con un grande anhelo de recibir la salida a todos mis problemas y todo lo que estaba viviendo, me fui muy aliviada, le entregué a Dios todos mis dolores, todos los problemas. Comencé a participar constantemente de las reuniones y cadenas, escuchaba hablar sobre el Espíritu Santo, que solo Él podía sanar mis heridas interiores, así fue como lo busqué con todas mis fuerzas, abandoné las drogas, comencé a hacer lo que a Él le agradaba, dejé todo lo malo atrás. Cuando lo recibí tuve una paz y tranquilidad que nunca había tenido, fui libre de todos los vicios, estoy feliz con mi familia, somos muy unidos. El Espíritu Santo llenó todo el vacío dentro mío y me dio la verdadera alegría, el Espíritu Santo cambió mi vida completamente.


Comments


bottom of page