"Desde niño sufrí y eso me llevó a tener ganas de quitarme la vida"

Sufrí de bullying en el liceo, no me podía concentrar en mis estudios. Por parte de mis padres no recibía atención ni amor.

Todas esas situaciones desencadenaron mucha angustia en mí, no quería seguir viviendo de esta manera, tuve muchas veces ganas de quitarme la vida pero nunca los concreté. Estaba cansado de ver peleas en mi casa y en la escuela sufrir los abusos de mis compañeros, era muy desesperante tener que vivir día a día esta situación.

Mi hermana mayor me invitó a la Universal, y resolvimos ir todos. Agradezco el haber conocido la Universal, porque hoy soy un hombre totalmente realizado, tengo una gran compañera a mi lado y un hijo maravilloso, pero nada de esto lo hubiera logrado si no hubiera recibido el Espíritu Santo en mi vida, Él me da la vitalidad y la felicidad completa para seguir adelante en este mundo, aunque tenga dificultades, sé que con Dios venzo día a día. Dios no abandona a quien le busca de todo corazón. Ricardo Morales