top of page

Al ver que no podía destacar en el ámbito laboral, caí en una fuerte depresión

Desanimada, con baja autoestima, sintiéndome incapaz de lograr algo importante, mi vida no tenía sentido… Esa era yo cuando sufría depresión.

Al titularme como administradora de empresas creí que podría salir adelante, pero al enfrentarme a un competitivo y difícil mercado laboral, sin resultado positivo, caí en depresión. Me aislé, dejé de salir a realizar las actividades cotidianas, me bloqueé y me encerré en mi mundo de problemas.

Sentí que todo el esfuerzo implementado en la universidad había sido en vano, porque no tenía los recursos para salir adelante. Veía que muchos de mis conocidos avanzaban y yo no, esto me hizo dejar de tomarle sabor a la vida y pensé en la muerte como mejor alternativa. Para mí, ya nada tenía sentido.

Un día encendí el televisor y vi el testimonio de una persona que había pasado lo que yo estaba viviendo, esto me animó a ir a las reuniones. Al estar ahí, con la atención que me dieron, me sentí muy bien, entonces fui constante. Cada prédica me ayudaba a sentirme mejor, hasta que la depresión ya no fue parte de mí.

Ahora sé que sí existe un camino para salir de la depresión y aquí lo aprendí. He vencido este problema emocional, recuperé la confianza en mí misma y empecé a destacar en el ámbito laboral que es lo que yo más quería

Icela Gutiérrez


Comments


bottom of page