"A pesar de tener un título universitario, mi vida económica era un fracaso"

A pesar de tener título universitario y ser un buen trabajador, tenía una vida financiera fracasada.

A los veinte años logré graduarme de contabilidad.

Posteriormente trabajé en oficinas de grandes empresas, pero siempre como empleado y con bajos sueldos, hacía bien mi trabajo, tenía conocimientos, hacía que las empresas ganaran dinero, sin embargo, con mi sueldo, solo me alcanzaba apenas para pagar mis cuentas. Lo que más me disgustó fue el hecho de que tenía una carrera, un título y no veía resultados. Enseñaba a las empresas a ganar dinero, pero no podía encontrar una salida a mi situación financiera.

Mi esposa supo de la universal y me invitó, nuestras deudas eran demasiado grandes y yo no sabía cómo salir de ellas.

Debo reconocer que quedé impactado por la fe que aprendí a usar en la Universal, perdí el miedo a enfrentar desafíos, y creer en Dios de manera práctica. Aprendí cómo cambiar mi historia a través de mi fe. Decidí con la dirección de Dios, formar mi propia empresa. Abrí mi primera oficina, sabiendo que enfrentaría desafíos, pero había conocido a un Dios que estaba conmigo y confiaba en Él.

Poco a poco fui pagando mis deudas y Dios estaba bendiciendo cada vez más mi empresa, colocando a las personas adecuadas en mi camino. Logré comprar mis vehículos y mi departamento en una zona privilegiada de la ciudad, tengo una vida económica exitosa, una familia bendecida por Dios, pero mi mayor logro es haber conocido a un Dios vivo que me guiará por toda mi vida.. Thiago Nunes